You are here:   Home Gastronomia Gastronomía Abuelas del mundo en el proyecto Delicatessen with love

Abuelas del mundo en el proyecto Delicatessen with love

E-mail Print PDF

Abuelas del mundo en el proyecto Delicatessen with love

Abuelas del mundo en sus cocinas o sus comedores es lo que vemos en el proyecto fotográfico Delicatessen with love de Gabriele Galimberti. Cada una de estas mujeres nos muestra cómo preparar uno de sus mejores platillos caseros, y el fotógrafo se encarga de captar el resultado.

La idea es encantadora: Galimberti viajó por todo el mundo y, cada vez que se encontraba con una abuela en el camino, le pedía que le preparar su plato favorito. Las abuelas en cuestión no sólo posaron para las fotos, sino que revelaron sus recetas. El fotógrafo fue tomando nota, registró el proceso y así reunió las imágenes para su serie.

En estas fotos encontramos abuelas de diferentes culturas, algunas muy jóvenes, que nos enseñan a preparar omelet con puerco, sopa de tiburón al coco, camarones con arroz en salsa criolla, ravioles con ricota en salsa de carne… En el sitio web de Gabriele no sólo encontramos las fotos y las recetas, sino una breve explicación del contexto cultural de cada platillo.

La foto de arriba muestra a Wadad Achi (Beirut, Líbano), de 66 años, quien cocinó una crema de arroz y lentejas llamada mjadara. Se trata del típico platillo de viernes entre las comunidades libanesas cristianas, debido a que no contiene carne.

Las abuelas son expertas en comida casera. O por lo menos algunas de ellas. Lo cierto es que la serie se basa en el calor de hogar (generalmente muy relacionado con lo que se come en casa) como un concepto universal que asociamos con las abuelas y la comida que nos preparan.

 

Gabriele Galimberti nació en Arezzo, Italia, en 1977. Estudió fotografía en Florencia, en donde tiene su estudio actualmente. Además de sus proyectos personales, colabora en diferentes publicaciones como fotógrafo comercial. Sus principales intereses tienen que ver con la foto de viajes. Su trabajo ha aparecido en Newsweek, Le Monde, Le Temps y Vanity Fair.

 

Este proyecto es una especie de homenaje a las abuelas del mundo, a sus platillos, a sus cocinas y a la práctica de la comida casera (una deliciosa vertiente del amor maternal). Afortunado Galimberti que fue consentido con esos platillos por al menos 15 de abuelas de diferentes países.