You are here:   Home Cultural Noticias Craig Salstein de Intermezzo: Danzando la creación

Craig Salstein de Intermezzo: Danzando la creación

E-mail Print PDF

Craig Salstein, solista del American Ballet Theatre

Escribe: Rosa Luz Miranda

Craig Salstein, solista del American Ballet Theatre, el famoso ABT de Nueva York, es un apasionado de la danza clásica, y también ostenta personalísimas incursiones en la danza contemporánea. Visionario, en plena juventud y en la cima de sus logros como gran bailarín, Salstein fundó el 2013 la reconocida compañía de ballet Intermezzo Dance, de la cual es director artístico, bailarín y coreógrafo.

Salstein conceptúa que la técnica y la pasión por la danza deben ir de la mano. Con espacio propio, su grupo cuenta con un equipo de coreógrafos de primer nivel, y con un cuerpo de bailarines de ballet de muy alto rendimiento y competitividad, forjados en la más exigente línea de las famosas compañías de su género.

Lo caracteriza también la puesta en escena de coreografías inspiradas en obras famosas de la lírica, la literatura y la filosofía. Sus estrenos son puntos de referencia de la danza clásica y contemporánea, lo que le vale el reconocimiento del exigente público americano, tal como ocurrió con el espectáculo del 2013 en Nueva York, en homenaje a los 200 años del nacimiento de Giuseppe Verdi, el gran creador del drama lírico, que va desde Nabucco, el famoso canto de los hebreos —ese himno a la libertad— hasta Aída y El Trovador.

 

Lo último de Salstein ha sido la presentación de su grupo en la Universidad de Columbia, con un espectáculo que reúne 5 estrenos mundiales bajo el título “Del mito a la Filsofía”. En esta oportunidad Craig propuso la mitología griega, con el mito de Sísifo, basado en la obra de Albert Camus, referente obligado para todo el que quiera conocer las trascendentes angustias de la filosofía existencialista.


Rina Barrantes en Broadway

El despliegue de la danza muestra el misterio de la vida que va de puntas o a paso firme por los vericuetos de la existencia. En el discurrir o en la proyección vital del ser humano los lenguajes propuestos tienden lazos para danzar el misterio de la vida misma. Es allí donde se integran y desintegran las artes. El lenguaje corporal, que es alma y espíritu, funde la música y los colores en lo más íntimo de la expresión de cada uno de los bailarines. Así Salstein en el Mito de Sísifo nos lleva del eterno retorno al eterno por qué.

Solvencia y proyección son la constante en Intermezzo Dance, compañía muy cercana a nosotros en la figura de Rina Barrantes, primera bailarina del ballet peruano, quien ha sido integrada por Salstein a su grupo desde la fundación de Intermezzo, por su talento y disciplina en el arte de la danza. La inclusión de nuestra connacional Rina Barrantes en una compañía de prestigio como la de Salstein es un orgullo para los peruanos. Ella ha bailado allí en “La Guerra de las Eras” y en “La Travesía de Pandora”, junto a Temple Kemezis, con la coreografía de Cherilyn Lavagnino.