You are here:   Home Salud Noticias Nueva oportunidad para ser madre

Nueva oportunidad para ser madre

E-mail Print PDF

 

Nueva técnica de fertilización. Criopreservación del tejido ovárico. Este método es ideal para las mujeres que van a ser sometidas a quimioterapias. También para las que desean retrasar su maternidad. Así su descendencia estará garantizada.

Consuelo Alonzo.

La mujer a diferencia del hombre solo tiene contadas oportunidades para ser madre. Y esto se debe a que esta nace únicamente con unos 400 mil óvulos, mientras que el varón puede producir espermatozoides cada día de su vida (en realidad desde que ingresa a la pubertad hasta que muere).

 

Usted pensará entonces que, igual, son muchos, pero en cada menstruación estos se pierden en grandes cantidades de manera natural.

Es por eso que la mujer cuando llega a los 35 años sufre un “descenso en su fertilidad”. A lo largo de un año de intentos solo entre el 80 y el 90% logrará embarazarse y a partir de los 40 años solo el 10% podrá hacerlo.

¿Por qué? “El óvulo tiene la edad de la mujer y, al igual que todos sus tejidos, envejece”, explica el ginecólogo Igor Pérez Solf, del Centro de Fertilidad y Reproducción Asistida (Cefra).

Preserva la fertilidad

Pero, además, esas posibilidades se verán mermadas hasta cero si por cosas del destino, o la genética, la mujer presenta un cáncer de útero y recibe como tratamiento una quimioterapia. “Quien ha pasado por ese tratamiento –sostiene el médico– pierde la posibilidad de generar óvulos en un 90% y es posible que el 10% restante sufra daños en la células de los óvulos”.

Muchas de ellas tendrán que esperar por lo menos unos cinco años o más para saber si el cáncer desapareció de sus vidas tras el tratamiento y si aún tiene óvulos en buenas condiciones capaces de fecundarse.

Criopreservación del tejido

Sin embargo, una posibilidad para que pueda ser madre pese a las quimioterapias, o si simplemente desean retrasar la maternidad, es la criopreservación de tejido ovárico. Es una técnica a través de la cual la corteza del ovario se corta en finas lonjas de un milímetro por 5 milímetros, pues allí es dónde se aloja una buena cantidad de óvulos.

Luego de esa extracción esas partecitas de tejido se colocarán en crioviales (pequeños tubos de plástico especial) y se guardarán en nitrógeno líquido a menos 196 grados centígrados el tiempo que usted quiera.

Y de la misma forma –dice Pérez– este tejido podrá colocarse, cual injerto o autotrasplante, en su lugar de origen cuando lo decida para que los ovarios recuperen sus funciones naturales. Esta intervención que podría parecerle complicada no lo es, pues es vía laparoscópica y quien se someta a este procedimiento podrá reanudar su vida cotidiana rápidamente, pero siguiendo algunas recomendaciones como el no cargar peso excesivo.

“Esta es una alternativa para preservar la fertilidad y para darles a las mujeres jóvenes que pasan por un episodio como el cáncer, y que podría volverlas estériles, la alegría de ser madres en un futuro”, dice, y recomienda a quienes tengan antecedentes familiares de cáncer de útero practicarse este procedimiento si desean que alguien las llame “mamá” más adelante.

Procedimiento de la congelación

1]La criopreservación o congelación es un procedimiento médico y lo efectúa un biólogo. Mientras que la extracción de tejido ovárico y el posterior autotrasplante de tejido ovárico se efectúa mediante cirugía laparoscópica, y es concretado por médicos especializados en fertilidad y reproducción asistida.

2] Con esto el resultado de un embarazo podría ser del 40 o 50%. Pero nunca del 100%.

3] Cefra cuenta con un banco de criopreservación de tejidos ovárico, de óvulos y de espermatozoides. En la actualidad ya están criopreservados unos 20 tejidos ováricos.

4] Cefra está ubicado en la Av. Guardia Civil 715-Córpac, Su teléfono es el 223-0363.