You are here:   Home Universidades Noticias Mi hijo quiere estudiar una carrera poco rentable

Mi hijo quiere estudiar una carrera poco rentable

E-mail Print PDF

¿Qué hago si mi hijo quiere estudiar una carrera poco rentable?

 

Según el estudio ‘Retornos a la Educación Superior en el Mercado Laboral: ¿Vale la Pena el Esfuerzo?’, elaborado por el profesor de la Universidad del Pacífico Gustavo Yamada, la carrera mejor remunerada en Perú es ingeniería civil (S/.4,079 al mes), seguida por economía (S/.3,711) y administración (S/.3,600); mientras que la peor remunerada es la de docente de secundaria en el sector público (S/.731), seguida por la de docente de primaria en el sector público (S/.754) y docente de primaria en el sector privado (S/.939). ¿Qué quiere decir esto? ¿Que los padres deben evitar que sus hijos se dediquen a la docencia? ¿Que la única carrera que vale la pena estudiar es ingeniería civil? Nada más lejos de la verdad.

 

Para el psicólogo Luis Venegas, de Psicólogos Perú, estudiar una carrera solo por su rentabilidad puede ser un grave error. “Hay muchos ingenieros civiles, economistas y administradores que se sienten frustrados porque no estudiaron lo que les hubiese gustado y, además, no están ganando bien. Lo que sucede es que, las mayoría de las veces, hacer algo que te disgusta, no te da dinero”.

De acuerdo a este profesional, si los jóvenes quieren ser docentes, enfermeros, antropólogos, sociólogos, periodistas, literatos, pintores, etc. (“carreras, supuestamente, poco rentables”), sus padres deben sentarse  con ellos y escuchar cuáles son sus razones para dedicarse a dichas profesiones. “Este sentarse y escuchar debe darse también cuando los jóvenes quieren estudiar las carreras, mal llamadas, rentables, debido a que la elección de una profesión es algo trascendental en la vida de las personas”, aseguró.

Venegas dijo que el padre debe velar por que la decisión de su hijo no sea impulsiva, sino que esta se tome luego de una evaluación serena y profunda. "Además", señaló, "siempre es bueno que el primero le haga ver al segundo cuáles son sus actitudes y aptitudes".

El psicólogo consideró pertinente, también, que los jóvenes conversen con personas que se dediquen a las carreras que ellos quieren estudiar. “Esta debe ser una decisión bien informada, y es mejor que los padres no influyan en ella, ya que si es la errónea, los hijos podrían hacerlos responsables”, indicó.

Por último, el profesional dijo, como advertencia para los jóvenes, no elegir una carrera solo porque es fácil o está de moda. “Como dice el poema Desiderata, uno debe mantener el interés en su propia carrera, por humilde que sea. Ella es un verdadero tesoro en el fortuito cambiar de los tiempos”, declaró.  

Laura Yagui, psicóloga del Policlínico Peruano Japonés,  señaló que, al momento de elegir entre una profesión u otra, el joven debe evaluar su personalidad y no la rentabilidad de la carrera que piensa estudiar.

“El carácter es sumamente importante. Por ejemplo, hay personas que pueden trabajar en equipo y otras no. Hay personas que gustan estar sentadas en una oficina y otras no. Uno debe conocerse a sí mismo antes de decidir”, dijo esta profesional que recomendó a los jóvenes que tuviesen alguna duda sobre su futuro acudir a un centro de orientación vocacional.