No se está haciendo la necesaria exploración para seguir creciendo

Print

No se está haciendo la necesaria exploración para  seguir creciendo

El presidente de Consultoría Andina Estratégica, Carlos Diez Canseco, manifestó en el programa Rumbo Minero TV que además de los conflictos y el descenso del precio de los minerales, el principal problema que hoy enfrenta la minería peruana es la falta de exploraciones que permita asegurar las reservas necesarias a fin de seguir creciendo.

“El gran problema de hoy es que no se está haciendo la necesaria exploración para volver a tener las reservas necesarias y seguir creciendo. Si hoy día no se hace exploración, mañana no se podrá producir”, recalcó.

 

Por eso Diez Canseco enfatizó que de no enfrentarse este problema, las consecuencias por la falta de actividad exploratoria en el país se verán en el futuro cercano. “Yo no creo que el gobierno de Humala vaya a tener ningún problema. El problema lo van a tener los siguientes gobiernos, si es que no hay reservas para producir mañana”, indicó.

Diez Canseco también mostró su preocupación respecto al incremento de los conflictos medioambientales en el país, motivados por una fuerte oposición de algunas comunidades hacia la actividad minera, para lo cual puso como ejemplo a seguir la antigua relación comunidad – empresa minera que hubo en los años de convulsión terrorista.

“Antes había un relacionamiento mucho más grande entre las empresas y las comunidades. En la época del terrorismo quienes defendieron a la minería fueron las comunidades. Las protegieron porque sabían que eran importantes. Y hoy ha habido un rompimiento, pues alguien ha entrado en el medio”, explicó.

En ese sentido, instó a recuperar nuevamente ese buen relacionamiento entre las empresas, las comunidades y las regiones, para lo cual se necesita “evitar intermediarios”, en alusión a las ONGs y grupos antimineros de ultra izquierda. “Hay que trabajar juntos. Hay que trabajar por el desarrollo de los pueblos”, agregó.

Por eso el especialista resaltó el papel de la minería como “elemento generador de desarrollo que contribuye al crecimiento de los pueblos y el beneficio de las comunidades. La minería siempre ha generado desarrollo”, aludió.

Un ejemplo de ello es Apurímac que a pesar de ser la segunda región más pobre del país, es la que mayor potencial de inversión tiene, “gracias a las exploraciones que se han hecho en los años recientes. Pues tiene para invertir más de 10 mil millones de dólares, que en la etapa de construcción generará carreteras, bancos, hoteles, etc. Y en la etapa de operación, además de empleos, se generarán impuestos”, subrayó.

Sin embargo, el especialista no dejó de criticar los exiguos presupuestos con que dispone el estado para agilizar los proyectos mineros. “Creo que el presupuesto del Ministerio de Energía y Minas es uno de los más pequeños. Sin embargo, es el que genera los mayores ingresos. Lamentablemente, por unas políticas absurdas, se le redujeron sus capacidades y tiene muy poca capacidad de acción”, mencionó.

Es por eso que las empresas requieren de un equipo de gobierno eficiente, “alguien que garantice a la comunidad que la empresa va hacer una buena labor y que no va a contaminar, pues el único que lo debería y podría hacer es el gobierno. Por lo tanto, necesitamos un gobierno que garantice una buena relación entre empresa y comunidad”, concluyó.