El Comercio presenta a sus nuevos editores

Print

 

Un grupo de profesionales jóvenes con una formación de lujo y un sentido de misión asume la dirección de este Diario Estas son las personas que se han sumado en las últimas semanas al equipo de editores de las ocho áreas temáticas que generan contenidos diariamente en El Comercio. Ellos vienen a unirse, en lo que toca a las mencionadas áreas, a Juan Aurelio Arévalo, Carlos Salas y Alberto Servat, tres extraordinarios editores.

Tienen todos especialidades muy diversas –economía, derecho, antropología, administración, gestión pública, historia, literatura y, por supuesto, periodismo– pero tienen también muchas cosas en común.

La primera es su juventud –al menos cuando uno toma en cuenta el tamaño de la responsabilidad que están asumiendo–. El promedio de edad de nuestros nuevos editores es de 40 años. Algo que es bueno para un diario viejo que, como decía uno de nuestros antiguos directores, busca tener siempre nuevas ideas.

La segunda es la excepcional preparación con la que, pese a su juventud, cuentan todos ellos. A nivel académico, están representadas en sus currículos varias de las mejores universidades del mundo: Harvard, Yale, London School of Economics, Maastrich, Columbia, Chicago, por solo mencionar algunas.

Todos han tenido también una muy intensa y exitosa vida profesional, que, en casi todo los casos, incluye el periodismo y la docencia. Tenemos un editor que es coautor de un libro histórico que cambió la manera de entender la informalidad en el Perú; tres editores que han viajado por el mundo estudiando el tema del desarrollo, desde Alaska hasta Camerún, desde Albania hasta Mongolia; un editor que durante años ha sido el segundo a bordo en una revista emblemática en la historia del periodismo nacional y que, además, es considerado con justicia una de las mejores plumas del país.

Otro que fue el causante de que una institución pública nacional de más de 1.000 trabajadores ingresara por primera vez a la lista de Great Place to Work; una editora que tiene más de 14 años contando el Perú a los televidentes de la cadena de televisión en español más importante de Estados Unidos; otro que ha trabajado en “The Economist” y que recientemente recibió el Premio al Mejor Artículo de Opinión de la SIP. Varios tienen libros publicados. El espacio es tirano y no podemos hacerle acá justicia a todos, pero se pueden ver sus trayectorias en los recuadros de al lado.

La tercera cosa que tienen en común, en fin, acaso sea la principal: el entusiasmo con el que, teniendo muy exitosas vidas profesionales en los lugares en los que estaban, todos aceptaron el reto de venir a formar parte de El Comercio. Un entusiasmo que hacía claro que veían en ello no un simple trabajo, sino una misión: la de poner todo de su parte para producir un periodismo de primer nivel que esté a la altura del diario decano de la prensa nacional y de la confianza y las expectativas con las que nos honra todos los días, señor lector.